3 actividades rápidas que puedes hacer en tus breaks

Los días de trabajo suelen ser desgastantes, pero si haces pequeños breaks pueden ser más ligeros y más productivos.

Hay momentos en el día en el que parece que no podemos más, que la inspiración se escapa y el trabajo que es fácil cotidianamente, se empieza a tornar pesado y difícil. En ese punto es muy importante que hagas una pausa para darle un nuevo impulso a tu cuerpo y a tu mente para motivarte a seguir.

Para que estos time out no se conviertan en algo repetitivo y aburrido, te recomendamos buscar diferentes actividades que te permitan despejarte, estirarte y hacer que tu cerebro se inspire, se oxigene y se refresque para que surjan nuevas y mejores ideas.

1. Salir a caminar

¡Párate de la silla! Salir de la oficina o el lugar en el que estás estudiando te ayudará a desbloquear tu cabeza y a tomar ideas de lo que puedes ver fuera de las paredes. No tiene que ser una caminata muy extensa, basta con algunos minutos, el aire fresco, la luz del sol y el ruido de la calle te ayudarán para que tu cerebro despierte. Aprovecha la salida para respirar profundo tomando aire por la nariz y soltándolo lentamente por la boca, este sencillo ejercicio oxigenará tu cuerpo y reactivará tus células. Recuerda que esta caminata la puedes realizar solo o con algunos de tus compañeros, la clave está en que no hablen de trabajo para que sientan la salida como un verdadero descanso.

2. Beber algo frío

Las oficinas o lugares de estudio tienen, por lo general, temperaturas un poco cálidas que hacen que tu cuerpo y tu mente entren en un estado de adormecimiento. Por eso es recomendable que cuando te sientas cansado o estancado en tus labores tomes una bebida fría, este cambio de temperatura ayudará a que vuelvas a trabajar con toda la fuerza. Puedes elegir una bebida con cafeína como Coca-Cola Con Café, un sabor nuevo y sorprendente que mezcla todo el poder refrescante de Coca-Cola con un toque de café para que regreses a tus labores con toda la actitud. Recuerda que la clave de este break es que puedas pararte de tu silla y tomar tu bebida alejado del computador para que realmente te desconectes por unos minutos.

 

3. Haz una pequeña rutina de ejercicios

Acá no se trata de correr un maratón o de ganar una medalla olímpica de levantamiento de pesas… estamos hablando de una rutina sencilla, que no supere los 10 minutos y que podrás hacer sin moverte de tu lugar de trabajo o estudio. Por lo general, cuando trabajamos, existen algunas partes de nuestro cuerpo que se tensionan más. Es el caso del cuello, la espalda y las manos, por eso es importante que al menos dos veces, durante la jornada de trabajo, hagamos algunos ejercicios para liberar un poco los músculos que se encuentran en estas zonas. Puedes empezar por ponerte de pie, subir los brazos, ponerte de puntillas y estirarte hacia arriba lo que más puedas. Debes mantener esta posición al menos por 15 segundos y repetirla varias veces. Otro sencillo ejercicio es rotar la cabeza suavemente en círculos, primero hacia la derecha y después hacia la izquierda. Este ejercicio debes realizarlo muy lento para evitar mareos. Para las manos y muñecas es recomendable abrir y cerrar las manos rápidamente durante unos 30 segundos. También puedes rotar las muñecas suavemente hacia la derecha y hacia la izquierda por 30 segundos. Como ves, estos ejercicios no te tomarán mucho tiempo, pero sí harán la diferencia en tu jornada y en la de tus compañeros.

Recuerda que los breaks durante el trabajo y el estudio son fundamentales para mejorar el rendimiento, refuerzan los lazos con tus compañeros, estimularán tu creatividad y cuidarán tu salud, así que anímate a hacer alguna de estas actividades… ¡empieza ahora mismo!